Rosas y espinas
Written by Pedro Hector Rodriguez
PDF Print E-mail
 

Cuando reina la alegría, y tu experiencia es hermosa,

son las cosas que suceden como perfumadas rosas


Mas cuando hay sufrimiento, o duda, o quizás horror,

son esos tristes momentos como espinas de dolor


La vida es como un rosal, que encuentras mientras caminas,

y que te da por igual, tanto rosas como espinas


Y hasta a veces pareciera que hay más espinas que rosas,

que te hincan por doquiera, y tu vida es dolorosa


Mas al menos una rosa, el rosal te ha de brindar

Su fragancia deliciosa no dejes de disfrutar


Si no ves ninguna rosa, te falta a Cristo mirar 

Su belleza y su perfume de dicha te han de llenar


Recréate cada instante en la rosa perfumada,

y las espinas punzantes parecerán como nada

Tanto rosas como espinas en tu ruta han de crecer

Con tu actitud determinas si feliz habrás de ser

 

 


 

Creative Commons License Este poema es parte de la colección titulada "No desmayes, peregrino", por Pedro Hector Rodriguez, licenciada bajo Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 3.0 Estados Unidos License. Basada en una obra localizada en PastorPedroRodriguez.com. Permisos más allá del alcance de esta licencia podrían estar disponibles en http://PastorPedroRodriguez.com/index.php/permissions.