Testigo de la gloria de Cristo
Written by Pedro Héctor Rodríguez
PDF Print E-mail

Testigo de la gloria de Cristo

Pedro Héctor Rodríguez


Hay algunos momentos en la vida

que al pasar dejan luminosas huellas

No suceden cada hora y minuto;

mas bien son como fugaces estrellas


Pasan veloces, y desaparecen

Tan sólo queda el recuerdo de ellos,

y la añoranza por volver a verlos,

para gozar de nuevo sus destellos


Su gloria es pasajera, mas divina;

pues son destellos de la gloria eterna;

la que no podrá ser interrumpida

cuando vivamos en la Tierra Nueva


Es la gloria de Cristo, su carácter;

que sólo vemos como en un espejo,

mas si perseveramos en buscarla,

veremos más seguidos sus destellos

 

Ya pronto Jesucristo ha de venir,

para llevar a su pueblo que espera

Tendremos su presencia luminosa

Viviremos con él en gloria eterna


Es esencial que al compartir tu fe,

cuentes la gloria que has visto y oído

Pues más que un predicador, debes ser

un testigo de la gloria de Cristo

 

 

 

Mi libro "No desmayes, peregrino" contiene 208 poemas agrupados en 40 declaraciones de fe.

 

Puede ser adquirido en www.amazon.com  

 

 

 

  

 

Creative Commons License Este poema es parte de la colección titulada "No desmayes, peregrino",por Pedro Hector Rodriguez, licenciada bajo

 

Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 3.0 Estados Unidos License.Basada en una obra localizada en PastorPedroRodriguez.com.

 

 

 

 Permisos más allá del alcance de esta licencia podrían estar disponibles enhttp://PastorPedroRodriguez.com/index.php/permissions.