Dos ríos
Written by Pedro Héctor Rodríguez
PDF Print E-mail

Dos ríos

Pedro Héctor Rodríguez


Dios colocó en este mundo

muchos ríos caudalosos

que nos regalan sus aguas

y sus paisajes hermosos


Tomaremos dos de ellos

para ilustrar la influencia

de la iglesia sobre el mundo

y el mundo sobre la iglesia


Hablaremos de estos ríos

sólo como ilustraciones

Por supuesto, los dos son

del Creador bendiciones


Está el Río de la Plata

que va hacia el mar lentamente,

y no puede penetrarlo

porque es débil su corriente


Al contrario, es el mar

el que se muestra potente,

y entra en el cauce del río

con su salada corriente


Si el río, con su agua dulce,

es la Iglesia del Señor,

el mar salado es el mundo

con su gente y su esplendor


Cuando la iglesia está débil,

es fácil de penetrar

por aguas pecaminosas

del mundo -potente mar

 

El río Amazonas corre

con tal fuerza, que al llegar

a su desembocadura;

su agua dulce entra en el mar


Por muchas millas, el agua

del río penetra el mar.

El río, por ser tan fuerte

puede al océano endulzar


Cuando la Iglesia de Cristo

en él se mantiene fuerte,

propaga vida abundante

en este mundo de muerte


Hermanos, busquemos fuerzas

en el Dios Omnipotente

para penetrar el mundo

y salvar a mucha gente


 

Mi libro "No desmayes, peregrino" contiene 208 poemas agrupados en 40 declaraciones de fe.

 

Puede ser adquirido en www.amazon.com  

 

 

 

  

 

Creative Commons License Este poema es parte de la colección titulada "No desmayes, peregrino",por Pedro Hector Rodriguez, licenciada bajo

 

Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 3.0 Estados Unidos License.Basada en una obra localizada en PastorPedroRodriguez.com.

 

 

 

 Permisos más allá del alcance de esta licencia podrían estar disponibles enhttp://PastorPedroRodriguez.com/index.php/permissions.