¡Vivir, qué privilegio!
Written by Pedro Héctor Rodríguez
PDF Print E-mail

¡Vivir, qué privilegio!

Pedro Héctor Rodríguez


¡Vivir, qué privilegio!

Aún en las peores circunstancias,

cuando la sequía mata las flores,

y muere la fragancia


Porque Dios, al crearnos,

nos diseñó para vivir por siempre;

pero el pecado, contagio maligno,

nos infectó de muerte


Mas Dios, amante Padre,

reabrió la puerta de la eternidad

Cristo se inmoló por nuestros pecados,

y hoy su vida nos da


Aún si es cruel tu presente;

para todo mal, Dios tiene remedio,

si aceptas a Cristo por Salvador

¡Vivir, qué privilegio!


Y habiéndote salvado,

te capacita y te da un ministerio,

para que ayudes a otros sufrientes

¡Vivir, qué privilegio!


Ya Cristo va a volver

Terminará con todo sufrimiento,

extenderá la vida eternamente,

nos revelará profundos misterios,

y gozaremos siempre su presencia

¡Vivir, qué privilegio!

 

 

 

 

Mi libro "No desmayes, peregrino" contiene 208 poemas agrupados en 40 declaraciones de fe.

Puede ser adquirido en www.amazon.com

Creative Commons License Este poema es parte de la colección titulada "No desmayes, peregrino",por Pedro Hector Rodriguez, licenciada bajo

Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 3.0 Estados Unidos License.Basada en una obra localizada en PastorPedroRodriguez.com.

Permisos más allá del alcance de esta licencia podrían estar disponibles enhttp://PastorPedroRodriguez.com/index.php/permissions.