El remanente
Written by Pedro Rodriguez
PDF Print E-mail

El remanente

Pedro Héctor Rodríguez


Por la maldad enraizada

en los hombres de aquel tiempo,

Dios vio que sus corazones

ya no tenían remedio


Por eso envió un diluvio,

y casi toda la gente

pereció en condenación

Sólo quedó un remanente


Sobre Sodoma y Gomorra,

hundidas en perversión,

Dios envió fuego eterno

Hubo un remanente: Lot


Nuestra civilización

vive en rebelión creciente

Ya pronto ha de naufragar,

mas quedará un remanente


Con su sacrificio, Cristo

proveyó gracia y perdón

Todos pueden ser salvados,

aún el más vil pecador


¡Oh! Gracia inmensa de Dios

que cubre a toda la gente

Todos pueden aceptarlo

Nadie tiene que perderse


Mas, cuán triste es observar

el rechazo y la apatía

que hacia la gracia de Dios

hoy muestra la mayoría


Aún los profesos cristianos

podemos estar perdidos,

por nuestra falta de entrega;

siendo laodicenses tibios


Por la senda cuesta abajo,

va la mayoría imprudente;

mas con Jesús, hacia el cielo,

va ascendiendo el remanente


Dios extiende gracia a todos

Nadie tiene que perderse

Hay perdón y vida nueva

para todo el que lo acepte


Quizás te estás repitiendo

“Soy un débil pecador”;

mas debes mirar a Cristo,

lleno de poder y amor


Con la vista puesta en Cristo,

los débiles se hacen fuertes

Ven, tú, débil pecador,

sé parte del remanente

 

 

Mi libro "No desmayes, peregrino" contiene 208 poemas agrupados en 40 declaraciones de fe.

Puede ser adquirido en www.amazon.com

Creative Commons License Este poema es parte de la colección titulada "No desmayes, peregrino",por Pedro Hector Rodriguez, licenciada bajo

Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 3.0 Estados Unidos License.Basada en una obra localizada en PastorPedroRodriguez.com.

Permisos más allá del alcance de esta licencia podrían estar disponibles enhttp://PastorPedroRodriguez.com/index.php/permissions.