Listos a recibirlo
Written by Pedro Héctor Rodríguez
PDF Print E-mail

Listos a recibirlo

Pedro Héctor Rodríguez


José y María, de Nazaret,

a Belén llegan a empadronarse

pero ya es noche, y necesitan

un buen descanso, del largo viaje


Encima de ello, se acerca el parto

Buscan refugio en el mesón,

pero no quedan cuartos vacantes

Es muy difícil la situación


Buscan cobija en el establo,

e iluminados por tenue luz

nace el bebé, y es acostado

sobre un pesebre el Rey Jesús


No en un palacio, no en una cuna

yace dormido, el niño Rey

Su excelsa gloria está escondida

Es, a la vista, sólo un bebé


José y María saben que es

el Salvador el que ha llegado

Ambos se acuerdan de lo que el ángel,

meses atrás, había anunciado


Y los pastores, ven la señal

“ En un pesebre, entre pañales”,

tal como el ángel les anunció

Que él es el Cristo, ellos lo saben


Pasan los días, ya son cuarenta,

y al templo llevan a presentar

al niño Rey, mas va de incógnito

No hay corona, ni cetro real


El sacerdote que pronunció

la bendición sobre el bebé,

no se dio cuenta, que había estado

en la presencia del magno Rey


Sólo Simeón, humilde anciano,

y Ana, la viuda, se dieron cuenta

que habían visto al Salvador

que habían estado en su presencia


Tiempo después, desde el Oriente,

llegan los sabios para adorarlo

Llegan guiados por una estrella,

la que de antaño se había anunciado


Los israelitas, pueblo de Dios,

sus corazones no habían rendido

Pocos estaban listos realmente

a recibir, a su Rey, Cristo


Tan sólo aquellos que habían creido,

en los anuncios dados por Dios

estaban listos a recibirlo

cuando a morir, Cristo llegó


Ya pronto Cristo regresará,

no como humilde siervo sufriente,

para morir por los pecados;

mas como juez Omnipotente


¿Estamos listos a recibirlo,

los que decimos que en él creemos,

y que exhortamos a obedecer,

por fe y amor, sus mandamientos?


Tan sólo aquellos que hayan creído

a los anuncios dados por Dios,

y hayan rendido a él sus vidas,

estarán llenos de fe y amor


Vengan, hermanos; a Dios rindamos,

tal como está, el corazón

Estemos listos a recibirlo

Juntos, digamos: ¡“Sí, ven Señor”!

 

 

 

Mi libro "No desmayes, peregrino" contiene 208 poemas agrupados en 40 declaraciones de fe.

Puede ser adquirido en www.amazon.com

Creative Commons License Este poema es parte de la colección titulada "No desmayes, peregrino",por Pedro Hector Rodriguez, licenciada bajo

Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 3.0 Estados Unidos License.Basada en una obra localizada en PastorPedroRodriguez.com.

Permisos más allá del alcance de esta licencia podrían estar disponibles enhttp://PastorPedroRodriguez.com/index.php/permissions.