El tiempo de Dios
Written by Pedro Héctor Rodríguez
PDF Print E-mail

El tiempo de Dios

Pedro Héctor Rodríguez


Puede atrasarse el reloj,

pero no se atrasa el tiempo

A un segundo sigue otro,

a un momento otro momento


A veces, en nuestras vidas,

se atrasa nuestro reloj,

y nos quedamos detrás

de acuerdo al tiempo de Dios


Por eso a veces llegamos

tarde al lugar indicado,

donde Dios, para nosotros,

tenía un precioso regalo


¡Cuántos regalos perdidos,

por nuestra necia tardanza!

Mas una buena noticia

viene a darnos esperanza


La buena noticia es

que todavía está abierta

la oferta del gran regalo,

y Cristo llama a la puerta


Gran regalo -vida eterna-

salvación de los pecados

Su oferta sigue vigente

aunque andemos atrasados


¿Qué hora es? ¿Qué hora marca

nuestro reloj que se atrasa?

Es la hora en que Jesús

está a nuestra puerta y llama


No es tarde para arreglar

la hora en nuestro reloj

Cristo llama a nuestra puerta

Despertemos a su voz


Abrámosle hoy la puerta,

y siga nuestro reloj

dando la hora correcta

de acuerdo al tiempo de Dios

 

 

 

Mi libro "No desmayes, peregrino" contiene 208 poemas agrupados en 40 declaraciones de fe.

Puede ser adquirido en www.amazon.com

Creative Commons License Este poema es parte de la colección titulada "No desmayes, peregrino",por Pedro Hector Rodriguez, licenciada bajo

Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 3.0 Estados Unidos License.Basada en una obra localizada en PastorPedroRodriguez.com.

Permisos más allá del alcance de esta licencia podrían estar disponibles enhttp://PastorPedroRodriguez.com/index.php/permissions.